Carmen Campos

Nacida en los 90’, y con la cultura visual que ello conlleva, desde pequeña Campos tuvo un gran interés por el arte en todas sus formas; pero fue la fotografía la que terminó atrapándola. Cursó el grado superior de fotografía en la Escuela de Arte San Telmo, Málaga, entre los años 2016 y 2018, lo que le ayudó a desarrollar un estilo introspectivo, con el que puede expresar- se sin miedo. Desde entonces, y hasta la fecha, ha participado en 18 exposiciones colectivas en Málaga (Alcazaba de Málaga, Archivo Municipal, La Casa Amarilla, El Ateneo de Málaga…), Almería (Centro MECA), Córdoba (Festival Eutopía) y Madrid (Hybrid Art Fair); además de dos exposiciones individuales, la última de ellas en El Último Mono Juice & Coffee, Málaga, bajo el título de REQUIEM.

En sus obras predominan los paisajes que ella misma define como autorretratos, partes de su propio ser. Campos es una artista que trabaja principalmente en blanco y negro lo que, lejos de ser algo puramente estético, es un reflejo de lo que ocurre en su mente, ya que ha contado en alguna ocasión que “la mayoría de mis recuerdos no tienen color. Consigo recordar olores e incluso texturas, pero muchos recuerdos concretos de mi vida están en blanco y negro, y eso hace que los reviva incluso con más intensidad”. Para ella la eliminación del color es una forma de captar la verdadera esencia de las cosas y no quedarse en la mera superficie.

Actualmente se encuentra desarrollando AN UNTITLED PROJECT, un proyecto que empezó a gestar durante la cuarentena, en el cual Campos recopila todas aquellas fotografías analógicas que “habían salido mal” y habían ido parar a la carpeta de descartes. Ahora les da a todas ellas una segunda vida para juntarlas en un fotolibro y exposición que tendrá lugar en La Casa Ama- rilla, Málaga, en 2021.